Masía catalana del 1834 con vistas espectaculares a la Bahía de Roses.

Dispone de dos alojamientos independientes y permita la realización de varias actividades culturales, sociales, deportivas, ambientales y gastronómicas.